Porteo, moda, costumbre o necesidad?

Image by Pieter01 from Pixabay

Cada vez veo a más madres porteadoras con distintos portabebés ergonómicos y no ergonómicos, parece que el porteo esta de moda en el mundo de la crianza, sin embargo es algo más antiguo de lo que creemos, sin duda se practicaba antes de que aparecieran los homo sapiens o lo que comúnmente llamamos hombre y mujer actual, aún así no es de beneficios del porteo en la familia, además de que contamos con muchas opciones para ejercerlo.

Portar o portear es simplemente llevar cargando sobre nosotros a nuestros bebés para trasladarnos juntos de un lugar a otro, eso no es ninguna novedad y se practica desde que la humanidad ha existido y hubo necesidad de ir de un lugar a otro, imaginemos a nuestros antepasados cazadores-recolectores, escapando de las fieras que los podían matar, yendo en busca del mamut para cazarlo y tener comida para toda la tribu, ¿ya se lo imaginaron? , ahora imaginen que los bebés y niños pequeños de esa tribu que se quedándose rezagados porque caminan muy despacio o simplemente no saben caminar, sin entrar en detalles eso significaría perder a los miembros jóvenes de la tribu, es ahí cuando nuestro instinto de supervivencia y protección nos llevo a portear a los más pequeños, nos permitió avanzar rápido para buscar refugio y comida, nos permitió seguir trabajando con los brazos libres, recordemos que antes no había permisos de maternidad ni cunas ni carriolas, simplemente en aquellos tiempos de adversidad no cazar y recolectar significaba no llevar comida a las cavernas.La forma más sencilla de portear es con los brazos, pero también han existido herramientas de porteo desde aquellos tiempos, como pieles de animales, cáscaras y lazos obtenidos de las fibras de los árboles, después con la aparición del tejido se pudieron hacer lienzos de tela que se utilizaron de múltiples maneras para cargar a los más pequeños.

La forma mas utilizada para cargar fue a la cadera y a la espalda, ¿porqué? recordemos que las mujeres y hombres eran cazadores y recolectores, es decir mucho trabajo en la tierra, un bebé cargado sobre el pecho significaba obstaculizar la visión y sobre todo dificultad para agacharse y recoger comida, la forma más antigua de porteo es a la cadera y a la espalda, ya que eso le permitio a los padres libertad de movimiento, de agacharse, de cruzar por la selva y ver bien donde pisar mientras el hijo va plácidamente dormido a la espalda o tomando el pecho de su madre.

Reflejo de prensión, es ese vestigio que aún tienen los bebés por aquellos tiempos de adversidad y lucha por sobrevivir en la naturaleza, cuando nuestros antepasados aun tenían vello en todo el cuerpo, las crías prácticamente se agarraban con fuerza del cuerpo peludo de la madre, sobre todo ante situaciones de peligro, haz visto como los bebés se prensan con sus pequeñas manos de los dedos de un adulto incluso tienen la fuerza para levantarse de la superficie en donde están acostados, bueno, ahora ya sabes que los bebés vienen preparados para estar pegados a su madre y escapar de cualquier peligro.

Como vez, no siempre han existido portabebés sofisticados ni carriolas ni cochecitos, el portear es de lo más natural que existe y todos los recién nacidos lo saben y por eso lo piden, por su instinto de supervivencia, porque todos los bebés traen en su genética que estar rodeados de adultos y de brazos es estar a salvo, fuera de peligros del exterior, los bebés no nacen sabiendo de objetos modernos, ellos simplemente saben que estar con mamá es estar a salvo.